lunes, septiembre 04, 2017

de la lectura que Javi me hizo del I Ching el lunes 4



27. I / LAS COMISURAS DE LOS LABIOS (La administración de la alimentación)
Trigramas:
Superior: Ken, La Inmovilidad, la Montaña.
Inferior: Chen Lo que Despierta, Trueno.
El hexagrama representa una boca abierta. Abajo y arriba las líneas fuertes de los labios y entre ellos la abertura de la boca. De la imagen de la boca se pasa a la idea de la nutrición misma. La administración de alimentos es utilizada para representar en las líneas inferiores la alimentación de sí mismo y más precisamente la del cuerpo. Las líneas superiores representan la alimentación y la cultura en el dominio superior, el del espíritu.
EL JUICIO:
“Las comisuras de los labios. La perseverancia trae buena fortuna. Observar la administración de alimento y de lo que el hombre se procura para llenar su propia boca”.
Cuando se observa la administración de la cultura y de la alimentación, es importante de ocuparse del mérito de las personas y de vigilar la propia nutrición de una manera conveniente. También es importante que se encargue de ello la mejor gente posible, para esperar una nutrición correcta.
Si queremos saber cómo es alguien, basta observar de qué y de quienes se ocupa y a qué partes de su naturaleza cultiva y nutre. La naturaleza alimenta a todas las criaturas. El hombre noble cultiva sus partes nobles a veces en detrimento de sus partes más viles. El hombre noble nutre y protege a la gente de valor para que éstos a su vez se ocupen del resto de los hombres. Esa es su manera de cuidar a todos los hombres a su alrededor.
Mencio dice al respecto (VI, A, 14) : “Cuando se quiere saber el valor de alguien, hay que observar qué parte de él mismo considera como particularmente importante. El cuerpo tiene partes nobles y partes viles; hay partes más importantes que otras. No se debe causar perjuicio a lo que es importante en detrimento de lo que es secundario, ni a lo que es noble por amor de lo que es vil. Quien cultiva las partes viles de su ser es un hombre vil. Quien cultiva las partes nobles de su ser es un hombre noble.”
LA IMAGEN:
“Al pie de la montaña, trueno. La imagen de la administración de los alimentos. El hombre noble es cuidadoso con sus palabras y mesurado para comer y beber”.
Lo divino aparece en el trigrama de lo que despierta. “En la primavera, cuando las potencias vitales recomienzan a moverse, todos los seres nacen de nuevo”. Y “ello se realiza en el trigrama de lo inmóvil”. Así, en el comienzo de la primavera, cuando las semillas caen en la tierra, todas las cosas se aprestan para un nuevo ciclo de vida. Eso provee un modelo de la administración de la alimentación por medio del movimiento y de lo inmóvil. El sabio ve allí un modelo para seguir en la alimentación y el cultivo de su carácter. Las palabras constituyen un movimiento del interior hacia el exterior. La comida y la bebida constituyen movimientos del exterior hacia el interior. Ambas clases de movimiento pueden ser temperadas por la moderación: las palabras salen de la boca sin exceder su propia medida y los alimentos entran de igual manera. Así es como se cultiva el carácter.
Seis en el tercer lugar significa: “Apartándose del alimento. La perseverancia trae desgracia. No actúes así durante diez años. Nada es ventajoso”.
Quien busca alimentos que no nutren cae en el círculo vicioso de desear el placer y cuando está gozando del placer busca tener deseo del placer. Una búsqueda ciega de la satisfacción de los sentidos jamás conduce a la meta. Uno no debe desear el placer por el placer durante demasiado tiempo (diez años es una medida de tiempo), puesto que nada ventajoso resultará de ello.

además, me lleva al 26. TA CHU / EL PODER DOMINANTE DE LO GRANDE





 El signo encierra un triple significado: el cielo en el medio de la montaña da la idea de “tener firme” en el sentido de “mantener juntos”. El trigrama Ken que inmoviliza Ch’ien da la idea de “tener firme” en el sentido de “retener”. En fin, como hay un trazo fuerte que rige el hexagrama, se tiene la idea de “tener firme” en el sentido de “cultivar”, de “nutrir”. Este último pensamiento vale especialmente para el regente del hexagrama, el trazo superior, que representa el sabio.
EL JUICIO:
“El poder dominante de lo grande. La perseverancia es ventajosa. No comer en casa trae buena fortuna. Es ventajoso atravesar la gran corriente”.
Para aprender y atesorar firmemente los poderes creativos se requiere un hombre fuerte y de claro entendimiento que pueda ser honrado por el soberano. El trigrama Ch’ien indica el gran poder creador, mientras que el trigrama Ken, la firmeza y la verdad. Los dos traducen la luz, la claridad y la renovación cotidiana del carácter. Sólo a través de la renovación diaria el hombre puede aumentar sus poderes. La fuerza de los hábitos ayuda a mantener el orden en los tiempos tranquilos, pero en los tiempos donde se usa el poder acumulado, todo depende de la fuerza de la personalidad. Puesto que los hombres de mérito son honrados, como lo prueba la fuerte personalidad a la que el soberano confía responsabilidades gubernamentales, es ventajoso no comer en casa, sino ganarse el pan en una ocupación pública ocupando un cargo oficial. Tal hombre está en armonía con el cielo y triunfará aunque efectúe empresas difíciles y peligrosas como cruzar la gran corriente.
LA IMAGEN:
“Cielo en el medio de la montaña. La imagen del poder influyente de lo grande. El hombre noble se informa sobre con muchos refranes antiguos y experiencias pasadas, para fortalecer con ellos su carácter”.
El cielo en medio de la montaña evoca tesoros escondidos. En las palabras y sentencias del pasado yace el tesoro escondido que podemos usar para fortalecer nuestro carácter. El camino para estudiar el pasado no consiste en limitarse a conocer la historia, sino hacer de la historia una realidad actual utilizando sus datos.



A mí esto me habla de mi casa 12, sobre todo el primero siendo la montaña y el trueno símbolos de sagrado y ancestros. Lo que me lleva a mi salud y a todos los caminos que he pasado en estos años de Saturno en Sagitario. A mi abuela, a la novela y a mi búsqueda actual de trabajo "para llevarme un pan a la boca" y alimentar así mis distintas partes. 

miércoles, agosto 16, 2017

16 de agosto de 1917


Un 16 de agosto pero de 1917, es decir, hace 100 años, nació en Portugal mi abuela paterna, María de Lourdes de Bastos, de quien heredo el apellido. Su padre, Francisco de Bastos, murió cuando ella tenía dos años; lo suficiente, podríamos pensar, para que ella heredara su nombre que, luego, la confusión migratoria ha mantenido hasta mí, pues mi padre, nacido Cavilhas, fue anotado en Maiquetía como De Bastos. Como un nuevo bautizo lo hacían nacer otra vez, de su misma madre, para una nueva vida.



Madera, golpe, tosquedad, parece decir la palabra basto, pero es también fuego, uno de los elementales en el tarot. Reina de Bastos, de signo solar y lunar Leo, mi abuelita me dejó las ganas de escribir sobre ella y la búsqueda del modo correcto de contar lo poco - casi nada - que sé de su vida, pues no llegamos a coincidir en tiempo y espacio (y busco escribir uno en donde pueda escucharla).
Me cuentan que mi abuela fue muy feliz en Caracas, adonde emigró con mi abuelo, luego de seis años de separación. Pudieron visitar al menos una vez a su familia que vivía en Brasil, donde ella había crecido, y donde, muy probablemente, se le quedaron las ganas y las formas del trópico. Dos veces inmigrante, en su propio país, Portugal, como brasilera, y en Venezuela como portuguesa, mi abuela de Bastos posee esa vivencia universal de desplazamiento que está en todos los ancestros, sabor del tuétano de lo humano, que busca hacer casa segura y muchas veces para ello tiene primero que perderla.
Marina valiente, espero saber contarte del mejor modo, para que podamos ahora y siempre comprenderte. Feliz cumpleaños.

(En esta foto tendría por lo menos diez años menos que yo. Aún vivían en Portugal. Ya no se usaban esas telas en la cabeza; Marina se las había puesto bromeando, aunque ante nuestros ojos contemporáneos tanto el blanquinegro de la foto como su disfraz sean parte de un mismo pasado que, perezosos, yuxtaponemos.)

martes, abril 18, 2017

En tu vientre

en esta novela no vemos a la virgen




se nos aparecen, más bien, los pastorcitos, con todos sus detalles